viernes, 10 de febrero de 2017

Este jueves, protagonista invisible


Resultado de imagen de museo de arte naif jaen


Ella había llegado pronto al  Museo y me esperaba en la entrada. No la conocía muy bien, y la idea de ver cuadros de arte naïf me parecía prometedora.  En realidad no la conocía personalmente, tan solo una foto de perfil en las redes sociales. Ni siquiera habíamos hablado por teléfono,   lo desconocía todo. Sin embargo, a pesar de todas mis dudas, pensé que aquel sería un buen lugar para  conocerse aprovechando sus vacaciones por tierras andaluzas.
Cuando llegué allí estaba hablando con un trabajador del museo.

-¿Tú eres Maribel Lirio, verdad? – pregunté con toda la certeza de saber la respuesta,   al reconocer la sonrisa.  Vestía una blusa blanca,  una falda roja a conjunto con sus zapatos de tacón.

-Sí, sí, soy yo. – contestó.

Después de saludarnos y comentar algunas cosas sobre Cataluña, la conduje hacia la sala del arte naïf.  Le  comenté  que las relaciones humanas se parecían mucho a este tipo de arte.  Ella  me miró sorprendida.

-Sinceramente- aclaré-  pienso que cuando no conocemos a alguien, la primera vez que entramos en contacto, queremos  caer bien.  Una vez que hemos hecho una exploración visual nos guiamos por nuestra intuición, nadie nos ha enseñado a relacionarnos, por eso, utilizamos los mejores colores y las mejores formas,  quizá las más sencillas, a eso me refería. Igual que cuando nos acercamos a un cuadro por primera vez.

En ese momento nos encontrábamos delante de un lienzo con la imagen de un campo de olivos hechos con tela y tejidos de croché, un camino níveo, varias personas y dos caballos; uno blanco que pastaba y otro más pequeño  con la mirada perdida. Quizá nos miraba a nosotras, o a mí, que  me detuve a observar la diferencia entre la distancia y los detalles de la cercanía.
-Curioso cuadro – dijo  Maribel- ¿Te has fijado en el caballo blanco? ¿Y si nos subimos a él y damos una vuelta al paisaje?
-Sería como volar en un unicornio.- insinué, y   nos echamos a reír.

Fue lo mejor que nos ocurrió  un jueves...





15 comentarios:

Tracy dijo...

Me parece genial el poner como marco para desarrollar el relato, un museo y original el centrarte en el momento de conocerla.

Yessy kan dijo...

Que sofisticada manera para crear un relato inspirándose en un cuadro. Me parece que te quedó genial el diálogo con Maribel. El final con el unicornio es hermoso. Seguro le fascinará tu regalo-sorpresa.
Bso

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Inspirado relato

Montserrat Sala dijo...

Original y efectivo texto,con el que nos cuentas un hecho simpático y natural.Me alegro que os hayais conocido. Yo espero poder abrazaros a las dos en Mayo. Un abrazo.

Carmen Andújar dijo...

Es una bonita forma de conocerse, observando un cuadro. Se rompe el hielo y se aprende mucho sobre los gustos de la otra persona.
Muy buen relato.
Un abrazo

rosa_desastre dijo...

Tambien me gustaría contemplar ese cuadro de cerca y compartir paseo con Maribel a la que no conozco, aunque ya, pasear por tus letras es todo un placer.
Un besazo

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Nada más entrañable que encontrarte con una amiga ante un lienzo de arte naif, y más si te imaginas dentro del dibujo. Yo tambien galoparia en el unicornio blanco, nada más magico para consolidar la amistad de dos escritoras. Besos.

Pepe dijo...

Tienes un arte que no se puede aguantar. Me ha encantado ese encuentro con tu personaje en un museo. Si tienes la posibilidad de acudir al encuentro en Barcelona lo vas a poder hacer realidad. Me encantó tu historia Encarni. Esta semana, de tu mano, ha resultado de lo más entretenida y fructífera.
Un abrazo.

Juan Carlos Celorio dijo...

Un bonito encuentro y una reflexión a la que sigo dando vueltas, esa semejanza entre la pintura naïf y las relaciones entre personas, me ha gustado la idea.
Besos y gracias por este jueves tan especial.

Leonor dijo...

Bonito encuentro en un lugar lleno de arte. Me ha encantado la propuesta que se te ha ocurrido pero me quedo con las ganas de haber sido la protagonista invisible de algún amigo.

Un beso.

Charo dijo...

Tu reflexión sobre la pintura naif y las relaciones humanas me ha parecido muy ocurrente y el final me ha sacado una sonrisa...no os conozco personalmente a ninguna de las dos pero os he imaginado encima del unicornio muy felices!
Un beso

Campirela_ dijo...

La idea de subirse al caballo y dar una vuelta en él es fantástica , muy bonito homenaje , y un lindo lugar donde encontrarse por primera vez.
Abrazo y feliz semana.

María Perlada dijo...

Me ha encantado el encuentro Encarni.

Un placer leerte.

Un beso.

San dijo...

Bonita forma de conocerse y compartir esos primeros encuentros y si el paseo se cierra montadas en unicornio la magia esta servida.
Besos

San dijo...

Bonita forma de conocerse y compartir esos primeros encuentros y si el paseo se cierra montadas en unicornio la magia esta servida.
Besos